Jueves Santo

La cena del Señor, y el lavatorio de los Pies. ¿Amamos como Cristo Amó a la Iglesia? ¿Podremos devolverle al Señor tanto amor que nos dio? Imitemos hoy el gesto de extremo servicio del Señor lavando los pies de los demás. No necesariamente igual que Jesús, pero sí podemos “lavar los pies” de alguien de quien hemos oído habladurías o de alguien que sabemos que necesita unas palabras de consuelo, o nuestra compañía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: