Archivo de la categoría: Abel

In Persona Christi

10348719_774877719258887_6300348125444112420_o

Desde la tarde del viernes, la Iglesia Católica que peregrina en Palencia cuenta con un nuevo sacerdote; D. Abel fue ordenado por nuestro obispo D. Esteban en la parroquia de Nuestra Señora de la Calle, donde el ya neopresbítero estuvo destinado durante su año de pastoral, una vez finalizó sus estudios.

La ordenación fue concelebrada por más de 50 sacerdotes y contó con la asistencia de centenares de fieles que quisieron acompañar a D. Abel en este día tan importante. Una vez finalizada la celebración, en la sacristía del citado templo, el ordenado recibió de Mons. Escudero, las licencias necesarias para ejercer el ministerio como colaborador suyo en la diócesis de Palencia.
Al día siguiente ha tenido lugar la celebración de la Primera Misa Solemne en la misma iglesia parroquial, al final de la cual, tuvo lugar el besamanos con el que los asistentes mostraban su reconocimiento de que las manos del misacantano, ungidas el día la ordenación, son las del mismo Jesucristo.

Y por último, hoy mismo Abel ha celebrado la Eucaristía en San Salvador de Cantamuda, el centro de la unidad pastoral que le ha sido encomendada por el obispo. Allí hemos podido acompañarle seminaristas, un sacerdote y bastante gente venida desde Palencia y de los pueblos atendidos por Abel.

Enhorabuena a nuestro querido D. Abel. Rezamos para que el Señor bendiga con abundantes frutos la obra buena que un día  quiso comenzar en él.

Anuncios

Ordenación sacerdotal de Abel

Invitación

El próximo viernes 26 de diciembre, Abel recibirá la ordenación sacerdotal en la Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Calle, a las 17:00 horas. Una gran noticia para nuestro seminario y nuestra diócesis de Palencia. ¡Que el Señor que comenzó en Abel la obra buena, él mismo la lleve a término!

Abel Isacc, nuevo diácono de Palencia

IMG-20140630-WA0004

Este sábado hemos tenido la gran alegría en nuestra diócesis de Palencia de asistir a la ordenación como diácono de Abel Isacc Pagán Valentín, seminarista de Palencia. Tras 6 años en el seminario (5 de estudios en Madrid, y el último en etapa de pastoral en la parroquia de la Virgen de la Calle), ayer 21 de junio de 2014 pasó a formar parte del cuerpo de los diáconos de la Iglesia. La ordenación estuvo presidida por el obispo de la diócesis, Don Esteban Escudero. Tuvo lugar en la parroquia de la Virgen de la Calle, que se llenó para ser testigos de la ordenación de Abel. Abel tuvo la dicha de poder contar en la ordenación con su madre, venida desde Puerto Rico, donde vive la familia de Abel, para asistir a la ceremonia.

La celebración contó con un gran número de sacerdotes concelebrantes del clero palentino. Así, tras el diálogo del obispo con el ministro que presentaba a Abel (D. Raúl Muelas) solicitando que fuera admitido para el orden de los diáconos, en la homilía D. Esteban hizo un repaso general de todas las promesas, explicándolas, que en unos minutos iba a realizar Abel. Y el momento culminante de la celebración tuvo lugar con la imposición de manos del señor obispo sobre la cabeza Abel, y la posterior oración consecratoria, pidiendo la venida del Espíritu Santo sobre Abel para que fuera ordenado diácono. Posterior a este momento, y tras la entrega del Evangeliario por parte del obispo a Abel, para el ministerio de la palabra, el ya nuevo diácono, revestido con la dalmática que le impuso un sacerdote puertorriqueño, Benji, ayudado por la madre de Abel, se encargó de preparar el altar antes de comenzar la plegaria eucarística.

Finalizada ya la eucaristía, todos pudimos pasar al seminario mayor diocesano a un vino español que se preparó con motivo de la ordenación.

Día de gracia el de ayer para la diócesis de Palencia, que cuenta ya con un nuevo diácono, en su camino hacia el sacerdocio. Damos gracias a Dios por este inmenso regalo, y rezamos para que conserve a Abel fiel en la vocación a la que ha sido llamado por el Señor.

PD: Más adelante colgaremos en el blog más fotos de la celebración, que también estarán disponibles en la página web de la diócesis de Palencia: http://www.diocesispalencia.org , así como en las redes sociales.

Ordenación diaconal de Abel

Ordenación diaconal Abel

Saludos querido amigo lector del blog del Seminario Mayor de Palencia. Con mucha alegría te comunico que, después de un largo y bonito camino de preparación, Dios mediante, seré ordenado diácono. La ordenación se realizará el próximo sábado 21 de junio de 2014, a las 6 de la tarde en la Parroquia Nuestra Señora de la Calle de Palencia. Me gustaría que me acompañaras en este día tan importante, es por eso que te extiendo una invitación para que podamos compartir la mesa eucarística y dar gracias a Dios por el don de la vocación. De no poder asistir, te pido que eleves una súplica al Dueño de la mies para que me otorgue la gracia de la fidelidad al ministerio y para que pueda desempeñarlo desde el servicio y el amor. Recibe un fuerte abrazo. Unidos en la oración. ¡Todo por la santidad!

Abel Isacc Pagán Valentín

San José, patrono de la Iglesia y de los seminarios

Catequesis de Abel Isacc Pagán Valentín (Seminarista en Curso de Pastoral) en la Vigilia del Día del Seminario

Abel

¿Por qué San José es el patrono de la Iglesia, y en especial de los seminarios?

Según los relatos evangélicos, sobre San José sabemos muy poco, pero sabemos lo más importante: fue el custodio de los dos tesoros más grandes que Dios podía confiar a una persona: fue el custodio de María, que sería la madre de Dios, y de su Hijo Jesús. Nos es muy conocida la historia evangélica sobre san José; se le describe como hombre justo que se preocupa por el bienestar de su familia, pero poco más se puede saber sobre él. Por lo que San José aparece en el silencio, escondido, hace y desaparece, no toma protagonismos, y aun con todo se mantiene en la fidelidad, es el hombre fiel en el silencio y en la encomienda confiada.

A este hombre justo se le pueden aplicar perfectamente las palabras de algunas de las parábolas que Jesús dirige a sus discípulos. En la parábola del siervo fiel que está en Mt 24, 45-47 se dice: «¿Quién es el criado fiel y prudente, a quien el señor puso al frente de su servidumbre para darles la comida a su tiempo? Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así. En verdad os digo que le confiará la administración de todos sus bienes». Y ¿cuáles son “todos sus bienes?”. Nada menos que su Iglesia.

Más adelante leemos en la parábola de los talentos de Mt 25, 21: «Su señor le dijo: “¡Bien, siervo bueno y fiel!; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante…”». ¿Qué puede ser más poco (si se me permite esta expresión) que estar en el silencio y velar por su familia? A este hombre que fue fiel con denuedo se le ha dado un cargo muy importante: velar por la Iglesia de Cristo y por sus futuros pastores.

Y si con esto no bastara, podemos leer en Lc 16, 10 la Parábola del administrador astuto: «El que es fiel en lo poco, también en lo mucho es fiel…». Por lo que San José sigue siendo fiel a su patronato, a lo mucho que se le ha confiado.

También podríamos aplicar a San José las palabras del salmo 104, 21-22: «lo nombró administrador de su casa, señor de todas sus posesiones, para que a su gusto instruyera a los príncipes y enseñase sabiduría a los ancianos» [ancianos en griego es presbítero].

Entonces, ¿por qué también es patrón de los seminarios? Se podría decir, de una manera simpática, que San José fue el primer rector de un seminario. Ya que fue el encargado de formar humana, religiosa, laboral, y espiritualmente a Jesús. Como todo buen padre judío tenía la obligación de educar a su Hijo, y podemos imaginar que San José puso todo su empeño en hacerlo. Si gracias a José, Jesús pudo ir formando su corazón en las diferentes dimensiones, no podemos dudar que el mejor patrón para los seminarios tenía que ser san José, quien veló por su Hijo, y que también vela por aquellos que representaran aquí en la tierra a su Hijo, y que quieren ser formados según el corazón sacerdotal de Cristo.

Nuestro seminario de Palencia está bajo el patronato de San José, por tanto, nosotros, los seminaristas de Palencia, debemos sentirnos confiados al sabernos que estamos bajo la tutela del padre de Jesús. Y particularmente a nosotros nos enseña que todo buen sacerdote debe «hacer y desaparecer», al igual que lo hizo san José. Cumplir con la misión que se nos encomendará, y ser administradores fieles de los misterios de Dios. Como dice San Pablo en 1Co 4, 1-2: «Por tanto, que nos tengan los hombres por servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora, lo que se busca en los administradores es que sean fieles». Solo San José nos puede ayudar y enseñar a ser fieles en este ministerio, con su silencio y su disponibilidad nos muestra el camino a seguir en nuestro proceso vocacional. Y a cada uno de nosotros reunidos aquí nos enseña a saber administrar los grandes bienes que cada uno ha recibido en el bautismo.