Archivo de la categoría: Alvaro

Institución de los ministerios de acólito y lector

El pasado sábado 25 de febrero tuvo lugar en la catedral de Palencia la ceremonia de institución en los ministerios de acólito y lector de los 3 seminaristas de la diócesis. La Eucaristía fue presidida por el Obispo, D. Manuel Herrero, y a la misma acudió un buen número del clero palentino, muchos fieles de la diócesis, y también algunos de los compañeros de los seminaristas en Madrid. Con la recepción de los ministerios de acólito y lector, los seminaristas ayudaron durante la ceremonia al Obispo en la preparación del altar, en la purificación de los vasos sagrados y en la reserva del Santísimo en el Sagrario, así como a repartir la Sagrada Comunión.

Estos ministerios,que también son laicales, se reciben durante el período de formación sacerdotal en el seminario, con vistas a una futura ordenación presbiteral, de manera que los candidatos al sacerdocio vayan conociendo y ejerciendo las tareas más directamente relacionadas con el culto, como servidores del altar y encargados de leer la Palabra de Dios.

Anuncios

Admisión a las órdenes de los seminaristas palentinos

sagradasordenes

El pasado domingo 8 de mayo, los tres seminaristas palentinos (Álvaro, René y Daniel) recibimos el rito de admisión al Orden Sagrado, en una Eucaristía presidida por el obispo auxiliar de Madrid, D. Juan Antonio Martínez Camino, y concelebrada, entre otros sacerdotes, por el administrador diocesano de Palencia, D. Antonio Gómez Cantero.

Este rito se realiza cuando consta que el propósito de los aspirantes a las órdenes ha alcanzado la suficiente madurez. Así, los seminaristas manifestamos públicamente nuestro propósito de recibir las órdenes sagradas. Durante el rito fuimos preguntados acerca de si estamos dispuestos a completar nuestra preparación, como respuesta al Señor, para llegar a la aptitud necesaria para recibir a su tiempo el ministerio en la Iglesia por medio del orden sagrado. También se nos preguntó si queríamos formar nuestro espíritu para ser capaces de servir fielmente a Cristo y a la Iglesia. Una vez aceptado nuestro propósito, y tras la oración de fieles por los candidatos, el obispo pidió a Dios la bendición sobre los candidatos, para que perseveremos en nuestra vocación. Al final de la ceremonia, el seminario nos regaló un ejemplar del pontifical romano para la ordenación del Obispo, presbítero y diácono, y el administrador diocesano nos obsequió con la edición de “La Biblia Joven”, de la Conferencia Episcopal.

Junto a los seminaristas palentinos, recibieron también el rito de admisión otros 13 compañeros nuestros en el seminario de Madrid, de la diócesis de Madrid, y de San Juan de Puerto Rico. También pudieron acudir nuestras familias a esta celebración, así como el administrador diocesano.

El haber recibido este rito supone, para nosotros seminaristas, una confirmación por parte de la Iglesia de que la vocación que hemos recibido viene del Señor y no de nosotros. Por ello, los tres estamos muy alegres, y confiados en que el Señor nos acompaña, dándonos la energía necesaria para poder continuar y completar nuestra formación de cara a que en un futuro podamos recibir las órdenes del diaconado y el presbiterado.

Acogida cristiana en el Camino de Santiago

image

Entre el 7 y el 16 de agosto, Álvaro ha estado en albergue parroquial de Carrión de los Condes, donde cada día las Hnas. Agustinas del monasterio de la Conversión, acogen a unos 50 peregrinos de diferentes nacionalidades, en mitad su peregrinaje hasta la tumba del apóstol Santiago. Durante estos días ha podido comprobar, en primera mano, la gran labor de acogida y la tarea apostólica que se realiza en nuestra diócesis con los peregrinos que pasan cada día por la ciudad palentina.

La jornada de las hermanas y los hospitaleros comienza con el rezo del Oficio de lecturas, la meditación del Evangelio y el rezo de Laudes, a las 6:30 de la mañana. Después del desayuno comienzan las tareas de limpieza y acondicionamiento del albergue para que, cuando los peregrinos lleguen, encuentren el lugar lo más acogedor y confortable posible. A las 12 abre sus puertas el albergue parroquial de Santa María, donde los peregrinos son recibidos con la mejor de las sonrisas y un vaso de zumo o té que las hermanas les ofrecen para tratar de calmar su sed. Tras unas horas de acogida y de atención a los peregrinos, comienzan las actividades de la tarde con el rezo de las Vísperas (17:30) a las que sigue el encuentro musical (18:00) al que se acercan cada tarde vecinos de Carrión y peregrinos de otros albergues a disfrutar compartiendo sus cantos y habilidades musicales. Tras el encuentro y antes de la celebración de la Santa Misa en iglesia parroquial (20:00), se ultiman los preparativos para la cena compartida que tendrá lugar tras la bendición del peregrino, que se imparte después de la celebración de la Eucaristía.

La labor del albergue Santa María, no es una simple acogida sin más. Se trata de un constante memorial de la parábola del buen samaritano donde sacerdotes, hermanas y hospitaleros se desviven por hacer del Amor la seña de identidad del cristiano, llamado a cuidar del prójimo como el mismo Cristo hace con cada uno de nosotros cada día.

Agradecemos a D. Julio, D. Nacho y a la Comunidad de la Conversión su empeño por convertir a la parroquia de Carrión de los Condes en un testimonio visible del amor de Dios en medio del mundo.

image

Idiomas en verano

SAM_1619

Durante el mes de julio, dos de los seminaristas palentinos, Daniel y Álvaro, estamos en Waterford, Irlanda, en una residencia de ancianos que dirigen las Hermanitas de los Pobres. Durante estos días estamos teniendo la oportunidad de practicar continuamente el inglés a la vez que realizamos una labor de voluntariado, ayudando en todo lo que las monjas nos piden. Principalmente ayudamos en las horas de las comidas en el comedor con los ancianos, y en algunas tareas de limpieza, así como en las actividades que se realizan con los ancianos en la residencia. Y en algunos ratos de descanso también aprovechamos a hacer turismo por la zona en la que nos encontramos, gracias a la ayuda del sacerdote de la parroquia que tenemos junto a la residencia (quien nos ha llevado a conocer alguna ciudad, como Kilkenny), y personal y voluntarios de la residencia (como Mary, gracias a quien pudimos visitar Cobh, la ciudad de la que partió el Titanic, además de un monasterio cisterciense)

La posibilidad que nos ofrece el seminario de poder realizar esta experiencia de voluntariado en un país de idioma inglés es muy positiva, pues así nos ayuda a conocer mejor y dominar esta lengua, realizando mientras tanto una tarea de voluntariado que durante el curso lectivo es más complicado hacer, debido a las actividades ordinarias del seminario y las clases